Ser feliz, la nueva normalidad

10/02/2020 Jack Hernández
Por: Jack Hernández

La tendencia a desviar la atención del mal o de los hechos que nos causan tristeza y a vivir exclusivamente a la luz del bien es maravillosa mientras funciona. Pero se evapora, se escurre entre nuestras manos impotentes, cuando surge la melancolía. Qué duda cabe de que la mentalidad positiva es inadecuada como doctrina filosófica, por la simple razón de que se niega a entender la melancolía como parte inevitable de nuestra realidad.

Esta postal parte de la presunción principal de que todo individuo, sin importar lo desgraciado o feliz que sea, necesita siempre ser más feliz.

Compartir