Postal desde mi ventana

28 septiembre, 2020 Lina Mattos
Por: Lina Mattos

Sin duda uno de los regalos de la pandemia fue permitirnos contemplar. Nos dio un periodo para parar y observar, casi obligándonos a recapacitar sobre nuestros tiempos y formas, nos procuró un volver a casa absoluto a muchos afortunados que pudimos ver el show desde la comodidad de nuestra casa. Desde afuera parece fácil, pero ese volver adentro implica mucho coraje para permitirse ver cómo uno es en realidad. Ahí entra el arte de tomar fotos como una herramienta única para observar en nuestro interior, hacernos preguntas y resolverlas a la vez con una imagen, pues con una foto se registran tantas cosas que a veces nos cuesta articular en palabras. Esta foto la tomé desde mi ventana, en un ejercicio de procurar ver afuera lo que hay adentro, en una tarde llena de nubes en el cielo y en mi mente. Después de botar unas lágrimas al teléfono, levanté mis ojos hacia la ventana y ahí estaban estos colores que me recordaron que aún en días nublados hay mucha luz y mucho color si escojo mirar.

Esta es una serie en proceso que se trata de tomar fotos solo desde mi ventana, al amanecer, al atardecer a cualquier hora que encuentre belleza desde mi cuarto. Unas las tomo desde la ventana de mi baño y otras desde la ventana del cuarto. Intenta reflejar que como es adentro es afuera y que vemos lo que proyectamos constantemente. Un ejercicio de reflexión y contemplación para mi misma que ahora quiero compartir con ustedes pues son muchos cielos de esta tierra amada santandereana.

Compartir