Molde urbano

15 julio, 2021 Anderson Marin
POR: ANDERSON MARIN

Era 2018 y mi ser sentía un poco de vacío existencial, las inseguridades me envolvían poco a poco… ¡Nunca pensé que en mi interior una flama queer sería encendida! Hasta que por obras del destino todo fue encajando para dar inicio a esto. ¡Esto que hoy por hoy me da vida, fuerza y poder! Ese poder de sentir que todo lo que alguna vez pensé jamás hacer, lo haría. Sí, así es. Di a luz a mi personaje Andycrack. ¡Una pequeña parte de mi era femenina y revolucionaria y esto permitiría que encontrara una luz única en mi! Una luz que me iluminaría y me haría sentir que todo lo que alguna vez sentí perdido. Una luz que puede iluminar los caminos nublados y oscuros de aquellos que también sienten que no encajan, que no hacen parte de, que sobran, la encontré. El drag me ha dado vida y la vida me ha dado el drag. Quiero ser historia y labrar el camino de la libertad y la diversidad en la bonita, mi bonita Bucaramanga. Así fue como Anderson partió el molde de la sociedad.

Compartir